Etiqueta: Favores don Álvaro

Hay 33 resultados para la etiqueta "Favores don Álvaro"
Salud, trabajo y amor

Salud, trabajo y amor

Un novio, un ictus, miedo, oración a don Álvaro, un futuro, y un "gracias" en tres dimensiones. Una mujer de 54 años en paro, dos hijos, una evidente desesperación, una novena a don Álvaro, un trabajo en una empresa del IBEX 35 y una sonrisa gigante. Salud, dinero y amor son tres de las especialidades del beato Álvaro según los favores que se relatan a la oficina que lleva su Causa de canonización dos años después de su beatificación.

Relatos y favores

Nuevas prioridades. Con la ayuda del beato Álvaro

El 15 de abril de 2014, Juan, un joven domador de potros, tuvo un grave accidente mientras trabajaba con un caballo y estuvo al borde de la muerte. En este vídeo aparecen él y su familia: agradecen la intercesión del beato Álvaro en la recuperación de Juan y cuentan cómo un accidente puede cambiar las prioridades de tu vida.

Relatos y favores
Un favor en el cumpleaños del beato Álvaro

Un favor en el cumpleaños del beato Álvaro

A las 23:02 recibí una llamada de mi padre, llorando desconsolado, porque mi sobrino, su nieto, agonizaba. Su corazón latía a 280 pulsaciones y estaba fibrilando. En ese momento vino a mi cabeza de golpe, y le dije a mi padre: “Pues a encomendar a D. Álvaro, que hoy es su cumpleaños”.

Relatos y favores
Tres favores del beato Álvaro

Tres favores del beato Álvaro

La solución a un despido injusto, tranquilidad antes de un examen o la llegada inesperada de un mecánico son favores propios de la vida ordinaria, que quienes los han recibido atribuyen al beato Álvaro del Portillo

Relatos y favores
Tenía que pagar a los obreros

Tenía que pagar a los obreros

Había hecho unos arreglos en casa y llegó el momento de pagar a los obreros; desde hada tiempo tenía reservado el dinero del importe en un sobre. Fui a buscarlo y, el sobre no aparecía, empecé a inquietarme.

Relatos y favores
Como una máquina de autoventa

Como una máquina de autoventa

Mi amigo me explicó que ser constante porque con la oración –me explicó– no pasa como con las máquinas de autoventa: con una moneda (una estampa) sale un producto (un favor). Pero se "equivocó".

Relatos y favores