Un empleo a los 57 años

Aquel día parecía uno más pero no fue un día cualquiera. Mi padre se presentó a trabajar en la empresa donde estaba empleado desde hacía 9 años. El patrón reunió al personal y dio la mala noticia: "¡Quedan todos en la vereda, cierro la empresa!"

Favores recibidos

Yo había ido de visita, y estaba en su casa cuando él llegó con los ojos llenos de lágrimas. Ante el duro golpe, toda la familia lo apoyó, pero él estaba muy triste y se preguntaba si alguien le daría empleo a los 57 años.

Yo también me sentía mal. Llamé por teléfono a una amiga muy especial, que ha estado cerca de mí en los momentos difíciles. Ella me animó a estar tranquila. "Tu padre va a conseguir un empleo y todo va a ir bien", me dijo. Hace aproximadamente 4 años esta señora me dio una estampa con la oración del Beato Josemaría, que siempre me ha ayudado a salir de los problemas. Me ayudó también para que mi esposo consiguiera trabajo; por eso le tengo mucha devoción.

Después de llamar a mi amiga, tomé mi estampa, la miré unos minutos y le rogué a Josemaría Escrivá que mi padre pudiera conseguir trabajo muy pronto y que se terminara la pesadilla.

Al poco tiempo, recibí un llamado de mi madre avisándome que papá había conseguido un trabajo seguro por dos años y con un buen sueldo.

  • J.I.