En recuerdo de Mons. Javier Echevarría

Desde el 12 de diciembre se recibieron, en esta web y en la sede central del Opus Dei, miles de mensajes de pésame por el fallecimiento de Mons. Javier Echevarría. Recogemos, en orden alfabético, una pequeña muestra de esas manifestaciones de agradecimiento, oración y cercanía. Ofrecemos también un resumen en vídeo de la Misa en sufragio por su alma.

Del Prelado

Card. Angelo Amato (prefecto) y toda la Congregación de las Causas de los Santos

Al enterarnos de la noticia y recordando su generoso servicio episcopal y su cooperación generosa con este dicasterio, como consultor y miembro, en nombre de los funcionarios de la congregación: invocamos al Señor Jesús para que acoja a su siervo fiel en la paz del reino celeste, en comunión con los santos y beatos.

Tumba de Mons. Javier Echevarría en la cripta de Santa María de la Paz (Roma).Bishop Philip Anyolo, presidente de la Conferencia de Obispos católicos de Kenya

Como obispos, hemos conocido al obispo Echevarría como un gran pastor y un fiel servidor de la Iglesia. Apreciamos su fe, fidelidad, compromiso y su gran contribución a la santidad de la Iglesia en todo el mundo.

Mons. José María Arancedo, Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) y todo el episcopado argentino
Nos unimos a las oraciones de los miembros de la Obra para que el Señor conceda el eterno descanso a monseñor Echevarría y en su corazón misericordioso lo reciba en la Casa del Padre

Kiko Argüello, iniciador del Camino Neocatecumenal

El prelado se va a encontrar con Carmen [co-iniciadora del Camino Neocatecumenal] en el Cielo y desde allí va a interceder por la Obra en todo el mundo, para que continúe siendo fiel al carisma que ha recibido de Dios en beneficio de toda la Iglesia y para su mayor gloria.

El vicario del Papa para la diócesis de Roma, el cardenal Agostino Vallini, fue uno de los primeros en acudir a rezar a Santa María de la Paz.Mons. Bernardito Auza, observador permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas

Ruego para que su gran y contagiosa hambre de santidad, que caracterizó toda su vida se sacie ahora en presencia de Dios, de la Virgen —a la que tanto amó—, de San Josemaría, del beato Álvaro y de los hombres y mujeres, jóvenes y ancianos, que han sido ayudados a vivir el llamado universal a la santidad a través del carisma dado a san Josemaría, a sus sucesores ya sus hijos e hijas espirituales.

Mons. Miguel Ángel Ayuso, secretario del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso

¡Hacia ti Morada Santa! Con sentido agradecimiento a Dios por el don del prelado a la Iglesia universal.

Card. Lorenzo Baldisseri, secretario general del Sínodo de los Obispos

Junto con la secretaría general del Sínodo de Obispos expresamos nuestro pésame por el fallecimiento del prelado, asegurando oraciones por su alma y para consolar a los miembros de la Prelatura personal. Recordamos su participación activa en las asambleas sinodales.

Mons. Virgil Bercea, obispo de Oradea (Rumanía)

Mons. Echevarría apoyó mucho a nuestra Iglesia, ayudándonos en la formación de los seminaristas, hoy sacerdotes, y siempre estaba contento de encontrarnos y de hablar con nosotros.

Uxue Barkos, presidenta de Navarra (España)

Quiero manifestar mi profundo pesar por el fallecimiento del obispo prelado del Opus Dei, que tan vinculado ha estado a esta comunidad con sus visitas como canciller de la Universidad de Navarra. Descanse en paz.

Card. Giuseppe Bertello, presidente de la Comisión pontificia para el Estado de la Ciudad del Vaticano

Os acompaño con la amistad y con la oración en sufragio del venerado prelado. Recordaré siempre, con agradecimiento, su ejemplo de dedicación al Señor y de amor y fidelidad a la Iglesia.

Card. Ricardo Blázquez, presidente de la Conferencia Episcopal Española

Transmito mi pésame y el de los señores obispos miembros de la Conferencia Episcopal Española, que ruego haga extensivo a todos los miembros de la Prelatura. Ofrecemos al Señor nuestras oraciones por el eterno descanso del S.E.R. Mons. Echevarría. Él premiará sus grandes desvelos y trabajos por la Iglesia.

"Pedimos a san Josemaría y a don Giussani que continúe acompañando a quienes lo han tenido como padre en la fe" (Don Julián Carrón, presidente de Comunión y Liberación).

Don Julián Carrón, presidente de Comunión y Liberación (en el Osservatore Romano)

Don Julián Carrón y toda Comunión y Liberación participan en el dolor de la gran familia del Opus Dei por la marcha al Cielo del queridísimo Mons. Javier Echevarría. Agradecidos por su testimonio de una vida unida a Cristo, totalmente identificada con Él y ofrecida para colaborar en la obra de Dios en el mundo, pedimos a san Josemaría y a don Giussani que intercedan ante la Virgen de Guadalupe para que se cumpla su destino como hombre en el abrazo de la Misericordia, para que continúe acompañando a quienes lo han tenido como padre en la fe, llamados a ser como él portadores de la misericordia siguiendo el camino marcado por el Papa Francisco, que monseñor Echevarría tanto amaba.

Card. Edward Cassidy, presidente emérito del Pontificio Consejo para la promoción de la Unidad de los Cristianos

He conocido muy de cerca al prelado y guardo su amistad como un tesoro. Que descanse ahora en paz con el Señor, a quien tan bien amó y sirvió.

Antonio Coscullela, alcalde de Barbastro (España)

Mis condolencias van unidas al reconocimiento y gratitud por el cariño que siempre manifestó D. Javier a esta ciudad y sus gentes, en cuantas ocasiones nos visitó.

Riccardo Di Segni, rabino jefe de la sinagoga de Roma.

Comunidad hebrea de Roma

La Comunidad hebrea de Roma se une al pésame por el fallecimiento del obispo Javier Echevarría. El rabino jefe Riccardo Di Segni, y la presidenta de la Comunidad, Ruth Dureghello, envían las más sentidas condolencias al Opus Dei por esta triste pérdida.

Congreso Judío Latinoamericano

Que su obra sea recordada con acciones de bien. Bendita sea su memoria.

Mons. Guerino De Tora, obispo auxiliar de Roma

Agradezco al Señor el ejemplo del Padre, expreso todo mi dolor y pésame.

Georges El Khoury, embajador del Líbano ante la Santa Sede

Su nombre quedará grabado en la memoria de la Iglesia y de posteridad como un gran artífice de la paz y de las buenas obras a favor de la familia, de los marginados y de las personas desfavorecidas.

Zion Evrony, ex embajador de Israel ante la Santa Sede

Era un hombre de buen corazón y sabiduría. Nos acogió siempre con calor y amistad en el centro del Opus Dei, y nosotros estábamos felices de recibirlo en nuestra casa.

S.M. Felipe VI, Rey de España

Al recibir, con gran tristeza, la noticia del fallecimiento de Mons. Javier Echevarría, que tanto he sentido, envío mi más sincero pésame, que deseo hacer extensivo a sus familiares y miembros de la Prelatura. En estos difíciles momentos, junto a la Reina, elevamos nuestras plegarias por el descanso eterno de su alma.

Jesús Fonseca, periodista

Era una de esas personas hábiles para colarse en la vida de los demás y quedarse en los pliegues de su corazón. Me demostró su amistad con creces. Con detalles de esos que sólo los verdaderos amigos tienen y que no se olvidan nunca. Como aquella Misa que quiso celebrar por voluntad suya, tras la muerte de mi adorada Esther, y cuya homilía —larga y muy sentida— le dedicó, con palabras de carne, de hondura y de consuelo que me acompañarán de por vida. Solos él y yo, en aquella cripta romana donde ahora reposan sus restos, junto a dos amigos. Nadie más.

"Siempre recordaré su cercanía y sus palabras con las que me animaba a llevar a mis Hermanas Siervas de Jesús a Dios" (Hermana María Soledad, del Instituto Siervas de Jesús).

Hermana María Soledad García, Superiora general del Instituto Siervas de Jesús

Doy gracias a Dios por los hombres tan santos que han dirigido la prelatura del Opus Dei. Servidora he tenido la dicha y el honor de comunicarme durante años con don Javier. Siempre recordaré su cercanía y sus palabras con las que me animaba a llevar a mis Hermanas Siervas de Jesús a Dios.

M. Azucena García Sánchez, religiosa de la Orden de los Carmelitas Descalzos

Estoy segura de que se quedará cerca para interceder por todos ante Dios y velar, junto con san Josemaría y don Álvaro, por todos su hijos e hijas en la Obra, promoviendo igualmente su expansión evangelizadora como fermento de un mundo mejor.

Reverenda M. Marta Garro Pérez, Superiora general del Instituto Religioso de las Hijas de la Divina Providencia

Él nos ha precedido y somos conscientes que nuestra preces son de ida y vuelta, pues Mons. Javier Echevarría intercederá en el Cielo por todos los que personalmente o a través de los miembros del Opus Dei lo hemos conocido y bebido de vuestras enseñanzas.

Hermanas de la Congregación de Marta y María.Paloma Gómez Borrero, periodista

Con una gran tristeza que he recibido la noticia del fallecimiento de nuestro querido don Javier, aunque, como cuando nos dejó san Juan Pablo ll, Mons. Echevarría "se ha ido a la Casa del Padre" Me unía al prelado un sincero y filial cariño; solo puedo decir a la gran familia del Opus Dei que comparto su dolor aunque ahora sabemos que le tenemos en el Cielo.

Emilia Guarnieri, presidenta de la Fundación Meeting [de Rimini]

Recordamos con un agradecimiento sincero los encuentros con Mons. Echevarría y su participación en el Meeting del 2014. Nos unimos al dolor y a la oración de quienes lo han tenido como padre y guía. Estamos agradecidos por haberlo podido conocer y escuchar: hemos sido edificados y animados por su fuerte afán misionero y su paternal y acogedora cordialidad.

Sor Ana María Kalathil, priora del Monasterio de Santa Isabel (Agustinas Recoletas), Madrid

Deseamos trasladar a todos los miembros de la prelatura nuestro sentimiento de dolor y pesar. Que la Virgen María lo acompañe al Reino reservado a los que han sido fieles a la misión que Dios les confió.

Sor Vega María López, O.A.R., priora del Monasterio de Sta. María Magdalena (Agustinas Recoletas), Baeza

Mons. Javier Echevarría ya se encuentra en el lugar que deseaba para sí y todos su hijos. Él confiaba en las oraciones de las monjas y, como por un padre, pedimos más intensamente que pueda gozar de la gloria que ya poseen san Josemaría y el beato Álvaro.

Madre Julia de la Madre de Dios, I.C.D., priora del Convento de San José de Ávila (Carmelitas Descalzas)

Rezamos por todos los miembros de la Obra para que este golpe, que no deja de ser duro aunque haya dejado el sentimiento de paz de una vida santa, sea motivo de fidelidad, de renovación interior, de mayor unión con Dios. Guardamos el grato recuerdo de su visita.

Mons. Juan José Omella, arzobispo de Barcelona

Me uno al dolor de toda la familia del Opus Dei por la pérdida de Mons. Javier Echevarría. Rezo por su eterno descanso. Que el Señor le conceda el premio reservado a los buenos pastores de su Iglesia.

Card. Sean Patrick O’Malley, O.F.M., arzobispo de Boston.Card. Sean Patrick O’Malley, O.F.M., arzobispo de Boston

Tenemos una presencia grande del Opus Dei en la archidiócesis de Boston, donde realizan un trabajo importante, particularmente con los estudiantes universitarios, así como en la Escuela Montrose y en la casa de retiros Arnold Hall en Pembroke. Quise estar en Santa María de la Paz para expresar mis condolencias y asegurarles mis oraciones durante este tiempo de transición.

Card. Carlos Osoro, arzobispo de Madrid

Agradezco al Señor estos años de trabajo y de servicio a la Iglesia que ha prestado [Mons. Echevarría] a través de la Obra, así como su amistad y la cercanía que me mostró en las visitas que realizó a las diócesis en las que he estado, y en los diversos encuentros que puede tener con él. En nombre de la archidiócesis de Madrid, a todos los que formáis parte del Opus Dei, ofrezco la oración por el descanso eterno del prelado […] Y con todos vosotros agradecemos lo que don Javier, con su trabajo intenso, sereno, discreto y firme, ha ofrecido a la Iglesia.

Card. Marc Ouellet, prefecto de la Congregación de los Obispos

En nombre de toda la Congregación, deseo expresar los sentimientos de pésame, asegurando oraciones en sufragio del querido obispo, mientras recordamos con agradecimiento su servicio fiel a la Iglesia.

Mons. Paolo Pezzi, arzobispo metropolita de la archidiócesis de la Madre de Dios (Moscú)

Tal noticia ha llenado mi corazón de la seguridad de que ha completado una vida vivida para Dios y en servicio a su Iglesia.

Virginia Raggi, alcaldesa de Roma

Nos unimos al dolor por el fallecimiento de Mons. Javier Echevarría para recordar su ejemplo de vida sacerdotal y para aprender de su servicio de amor a la Iglesia.

Andrea Riccardi, fundador de la Comunidad de Sant’Egidio

Mons. Echevarría condujo la Obra siguiendo el surco de la tradición de su fundador, buscó nuevos lenguajes para llegar a las personas desorientadas de nuestro tiempo y propuso de nuevo a todos un camino de santidad en la vida laical.

P. Eduardo Robles Gil, L.C., Director general de los Legionarios de Cristo

Confiamos que la Divina Misericordia ha permitido a Mons. Echevarría experimentar lo que decía san Josemaría: “La muerte es una puerta que se nos abre al Amor, al Amor con mayúscula, a la felicidad, al descanso, a la alegría”. Agradecemos al Señor por tantas bendiciones que ha dado a la Iglesia a través de su ministerio y servicio de buen padre para los fieles de la prelatura.

Card. José Francisco Robles Ortega, presiente de la Conferencia del Episcopado Mexicano

Queremos expresar nuestro acompañamiento por el paso a la vida eterna de Mons. Javier Echevarría. Estamos seguros que el servicio evangélico de esta Obra seguirá creciendo y consolidando su participación en la Iglesia, a favor del mundo.

Card. Franc Rodé, prefecto emérito de la Congregación para los Institutos de vida consagrada y las Sociedades de vida apostólica

Tomó la decisión de abrir un nuevo frente de apostolado y de presencia del Opus Dei en Eslovenia, que se revela ya como una bendición para nuestra Iglesia y promesa de un futuro rico en frutos espirituales para nuestro pueblo.

Sergio Rodríguez López-Ros, director del Instituto Cervantes de Roma

Conservo en mi memoria su afabilidad de carácter, su agudeza intelectual y su celo evangelizador. Guardo como precioso recuerdo mi último encuentro con él, por el reciente consistorio cardenalicio, cuando pude comprobar su caridad pastoral para con el personal que aquella noche servía la cena, interesándose por su trabajo y por sus familias.

Card. Camillo Ruini

Participo con todo el corazón en el pésame por la muerte del prelado Mons. Javier Echevarría y me uno a vuestra oración por él y por toda la prelatura.

Card. Leonardo Sandri, prefecto de la Congregación para las Iglesias orientales

Lo confío al Señor Resucitado con un recuerdo especial en la celebración del Divino Sacrificio, y elevo la oración de intercesión a la Virgen de Guadalupe, a san Josemaría y al beato Álvaro del Portillo.

Alfonso Sánchez Tabernero, rector de la Universidad de Navarra

Con el cariño inmenso de toda la Universidad de Navarra a nuestro querido Gran Canciller, que desde ahora nos ayuda desde el Cielo.

José San José Prisco, rector del Pontificio Colegio Español de Roma

Cuenten con nuestras súplicas para que Dios le premie tanto servicio y dedicación a la misión de la Iglesia desde la Prelatura.

Abadesa del Convento de Santa Clara (Clarisas) de Borja

Nos comunicaron el fallecimiento: ¡La Pascua con el Resucitado! Para ustedes será muy duro sin su presencia, bondad y fortaleza; mas desde el seno de Dios les ayudará junto con san Josemaría y el beato Álvaro del Portillo. Rezamos.

Hijas de Santa María del Corazón de Jesús

Unidas a nuestra Madre Fundadora, Madre María de Jesús, le agradecemos su entrega, cariño y oración. Nos confiamos a su intercesión.

Card. Angelo Scola, arzobispo de Milán

Sobre las pisadas de san Josemaría y del beato Álvaro, ha guiado la Obra con dirección clara, con una mirada inteligente a los signos de los tiempos y con prudencia creativa. Doy gracias al Señor por haber la relación que hemos tenido todos estos años, y a través de su persona, con toda la Obra.

Sor Teodora, O.C.D., Monasterio de San José (Carmelitas Descalzas), Bari (Italia)

El santo Niño ha querido acoger en el Cielo al inolvidable Padre Echevarría, para darle la recompensa merecida al sirvo fiel y valiente. Contempla ahora lo que en su vida ha testimoniado con su ejemplo y su fe.

Mons. Fausto Trávez, OFM, arzobispo de Quito y presidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana

Los obispos de Ecuador deseamos manifestar nuestro hondo pesar por tan irreparable pérdida; hacemos llegar nuestras oraciones a la familia del Opus Dei en Ecuador, y de modo especial al vicario auxiliar, Mons. Fernando Ocáriz, y al vicario general, Mons. Mariano Fazio. Seguro que Mons. Javier Echevarría goza ya de la eternidad junto a san Josemaría y don Álvaro del Portillo.

Mons. José Domingo Ulloa Medieta, O.S.A., presidente de la Conferencia Episcopal de Panamá

La Iglesia Católica en Panamá quiere manifestarles a todos los miembros de la prelatura su solidaridad en estos momentos de dolor y animarles a en la esperanza de nuestra fe que la muerte es un paso necesario para gozar de la Gloria Eterna.

Mons. Rosario Vella, S.D.B., obispo de Ambanja (Madagascar)

He tenido la alegría y la gracia de conocerlo personalmente en el Sínodo para la Nueva Evangelización y en un encuentro en Roma: un hombre de Dios en sus gestos, en sus palabras, en su vida. Su mirada veía dentro de ti, te purificaba, te quería mucho.

Mons. Joan-Enric Vives Sicilia, arzobispo de Urgell y copríncipe de Andorra

Siempre era un gozo hablar con él y disfrutar de su capacidad de discernimiento en los problemas, y de su agudeza en las observaciones.

María Voce, presidenta del movimiento de los Focolares.Maria Voce, presidenta del Movimiento de los Focolares

Ha regresado a la Casa del Padre, junto a sus predecesores san Josemaría Escrivá y al beato Álvaro del Portillo. Deja un edificante ejemplo de entrega a Dios y a los hermanos.